Arrugas’s Weblog

Humanizando un Blog

Archive for the ‘real beauty’ Category

En el Límite

leave a comment »

¿No seré feliz pero tengo… marido?

Estoy hasta las pelotas de escuchar sobre fulanita cuando me llama, “no me gusta esa tipa”, ni sobre mi mejor amiga “yo no le gusto”. Estoy hasta las pelotas de que se ponga chulito con un “tú verás, queda con quien te dé la gana, a mí no me importa…” y luego soportar su cara de culo porque sí quedé con quien me dió la gana y no me importó. Estoy harta de observarlo haciendo cosas EN MI CARA que después dice que ni hace (señales de psicopatía). Y estoy harta de tener miedo de darle una tremenda patada en el culo por miedo a quedarme sola y envejecer sola.

Hoy me va a escuchar!

Anuncios

Written by arrugas

abril 4, 2008 at 11:22 am

Publicado en real beauty

Efectos Colaterales

leave a comment »

Ahora comprendo por qué esa señora de edad se enfrenta al imberbe empleaducho que dscansa del otro lado de la ventanilla de cristal blindado.

“¡Sinvergüenza!”Le dice, mirándolo fijo y sin perder la compostura. Agrega “¡Inútil subalfabeto! ¿A eso le llama usted trabajar? Deme ahora mismo su nombre y la hoja de reclamaciones”

El resto de quienes esperamos en fila nuestro turno nos miramos, cómplices. La verdad es que el pendejo es un mamón. La verdad es que no sabemos quién mierda se cree. La verdad es que su juventud es su cruz en este preciso momento. La mujer desgrana, sin acalorarse siquiera,  una sarta de verdades que lo ruborizan,  mientras termina de firmar la hoja en la que deja constancia de la impericia de un empleado que, además, tuvo el descaro de ser grosero. Si es que juventud y humildad no combinan. Pero esa soberbia tiene pies de barro, y la marea de unas verdades que todos aplaudimos por el coraje con que fueron dichas derrumbó al mocito que tenía más pelos en las cejas que en el bigote.

Ídola! Eso es una auténtica vieja de mierda!

Written by arrugas

marzo 31, 2008 at 4:56 pm

Publicado en real beauty

El Sueño Profundo

with one comment

Mira a estas mujeres. Son en realidad bellas y afortunadas. Pero…  NO ES SUFICIENTE? No, no lo es. Nunca lo será.

 cameron.jpgasilverston.jpgdemimooresebastian-1.jpgphotoshop.jpg

 Son mujeres famosas por su belleza… que no es tal. Internet está plagada de fotos CON y SIN photoshop. Incluso me río en estos días de esa locura de Demi Moore de dejarse morder por… sanguijuelas! Parecería que dan resultados esos mordiscos cuando ves las publicidades de cosméticos con su careto, pero cuando se pilla una foto al natural (cosa muy rara) ves que la mujer TIENE REALMENTE 46 AÑOS, y se le cae el pellejo!

Con todo el dinero, la admiración y el amor que tiene, al toparte con una foto de esta señora sin retoques descubres la triste realidad: es una vendedora del sueño d ela eterna juventud… que no se hace realidad en ella.

Mi marido encontró algo como un manifiesto de rebeldía en mi libreta de anotaciones. Me preguntó qué era aquello. Y respondí sincera: “voy a envejecer y a morir, no importa lo que haga. Las cremas no funcionan, las hormonas son un paliativo y mi piel tiene su propia inteligencia. La cabeza se me pondrá blanca, los dientes amarillos y la barriga fláccida luego del parto de nuestros futuros hijos… Haga lo que haga, a partir de cierta edad, dejaré de ser una joven bella. Puedo ser una mujer madura y bella, o una abuelita bella. Pero a partir de un día, alguna mañana de primavera la luz revelará que ya nunca más seré joven. Y no pienso detener el tiempo… Si aún me amas, además de sentirme hermosa seré feliz. Y si lo que deseas es carne fresca y tersa, lo comprenderé… pero no esperes que te perdone..”

Su respuesta no interesa, no salió de lo convencional. Lo contenté con afirmarle que a cambio de lo que gasto en cosmética, a partir de ahora lo gastaré en nuestros viajes, nuestros sueños y nuestros caprichos. Así tendrá a su lado a una viejita feliz 😉

Written by arrugas

marzo 28, 2008 at 5:13 pm

Publicado en real beauty

Aclaración

with one comment

No se trata de fruncir la cara con el culo.

Se trata de despedir a mi cruel asistente interno de “belleza”.

Se trata de gastar ahora el dinero de la peluquería en invitar a una amiga a almorzar en una terraza.

Se trata de buscar una alternativa al hábito del tabaco, ahora que ya no tiraré de cremas anti-edad.

Se trata de verme por fin bella en un espejo, y sin haber invertido horas en mi rostro que ya parece el rostro de otra.

Se trata de sentirme orgullosa de este cuerpo que está sano y me lleva a todas partes, aún con esas piernas atacadas de celulitis.

Se trata de sentirme libre de reír y llorar sin temer que se estropee el maquillaje.

 Se trata de bailar por horas sin sufrir unos tacones de infarto.

Se trata de mi felicidad.

No fear

Written by arrugas

marzo 27, 2008 at 10:08 am

Publicado en real beauty

Quiero Decaer!

leave a comment »

Años y años sin dar la talla, y que quieren que les diga: estoy agotada. Viendo fotos de hace 10 años atrás compruebo que: He gastado una fortuna en cosméticos que vende Demi Moore, ropa que imita a Dolce & Gabbana, maquillaje que luce impecable en Jenifer López. He malgastado mi juventud gloriosa creyéndome siempre más feucha que esas modelitos de portada a las que intenté imitar aunque sea en algún momento etéreo. Pero no sucedió.

Hasta el verano pasado incluso, insistí con los anticelulíticos y hasta planeé pedir un préstamo personal para hacerme mi primera cirugía… Los años pasan, la primera arruga gestual ya está ahí, en mi frente, oculta tras un flequillo que ahora tendría que teñir, porque ya aparecen las primeras canas. Todo esto hasta que una vez, en una vuelta de esquina, me cruzo con una mujer que seguro iba camino a la clínica de cirugía estética que comparte edificio con la empresa para la cual trabajo. Era una mujer mayor, de piel brillante como el plástico a fuerza de tantos peelings, labios desbordados de colágeno, rostro duro de botox, pechos apuntalados de silicona… Y con todo, era una vieja. Para más INRI, ni siquiera era una tierna abuelita, porque olía raro… olía a rancio!

Luego otra mañana en que venía de pie en el metro, una señora que vestía muy elegante se sentó dejando a la altura de mi crítica su cuero cabelludo. Tenía un cabello bonito y se notaba bien cuidado por las manos de un peluquero gay, pero su última e impecable tintura se la había hecho hacía apenas 2 semanas. Se le veían ya las raíces grises. La mujer notó mi mirada en su coronilla y levantó la vista. Acto seguido se sujetó el escote con pudor y bajó la mirada que decía “lo sé, es inútil”.

Sabemos que el photoshop miente, no existen esos cuerpos perfectos. Sabemos que la ciencia miente, moriremos de todos modos. Sabemos que la publicidad miente, te vende hoy lo que mañana descarta. Llegan fotos a tu mail de los verdaderos rostros de Demi Moore, de Kate Moss, de Jenifer lopez. Y son ellas apenas el triste modelo de un avatar. ¿Que podemos hacer?

Rendirnos. O por lo menos yo. Dejar de competir por un título de belleza que otros imponen. Veré cuánto tiempo puedo resistirme a la industria de la belleza. Ni tinturas, ni maquillajes caros, ni tacones lejanos, ni ropa imponible. Como decía mi madre:

             ” si ya me queda tan poco, es hora de que haga lo que me da la gana, no?”

                                               Abuelita dime tú!

Written by arrugas

marzo 26, 2008 at 6:06 pm